martes, 8 de julio de 2008

Trasquilones


Yo veía a todos los perros de la raza de Mazinger con un corte de pelo bastante ridículo. Con el pelo rapado por arriba y con faldones en las piernas. A mí no me gustaba nada, yo no quería ese corte de pelo para Mazinger. A mi me gustaba con el rollo salvaje que llevaba, que casi parecía un perro vagabundo. Con pedigri, pero vagabundo. Así que me puse a preguntar a los dueños de perro como Mazinger que tenían un corte de pelo más o menos digno. Alguno había. Me hablaron de una peluquería, de otra. Y me decidí por una.

Pero luego, no sé, como que me dio pereza o qué sé yo. El caso es que ayer, mientras pensaba en cómo solucionar una secuencia, me dio por coger la tijera y acabar de un tajo con un chicle que tenía pegado en su pelo blanco y largo. Y después de ese tajo vino otro y después... ya no pude parar. Sabía que no debía, que era un camino sin retorno. Al cuarto tajo era consciente de que la cosa aún podía tener remedio, que si paraba en ese momento el destrozo aún era evitable, pero no pude. Es de estos momentos en la vida en los que sabes que no debes seguir pero una fuerza kamikaze te impulsa y te dejas llevar, hacia la catastrofe, hacia el peligro, hacia el trasquilón. ´

Ayer en la plaza causó sensación. Los dejé a todos mudos con el corte punkie de Mazinger. Yo a veces lo miro y lo veo horroroso. Y otras veces me parece el chucho más gracioso del barrio.

6 comentarios:

Juan dijo...

Jajaja. Pues yo le visto hoy, y sí, es muy underground, pero es muy Mazinger a la vez...y está monisimo, y suave.
Has visto? me he dignado a escribir, has pasado la prueba!

Jesús dijo...

Pues digo yo que, antes de dar un paso como este, me deberías haber consultado. No sé si sabes que desde aquella noche que pasé en tu casa cuidando de Mazinger, tenemos la custodia compartida... Eso, eso, tú venga a ponerle peinados punkis y a darle todos los caprichos. Luego nos saldrá hecho un kinki, un drogadicto, un moderno... Claro que, ¿qué otra cosa se puede esperar viviendo en pleno Malasaña?

chavela dijo...

Concuerdo con Jesús, y añado: si sales más barato que apodaca, el dos de agosto me tienes en Madrid con una toalla en los hombros y mi melena de camarón en tus manos. Lo que es bueno para Mazinger, es bueno para mi, sin duda.
Kisses, my dear
chave.

marta dijo...

holaaaaaaaaaa

marta dijo...

PUÑOS FUERA!
Si Mazinger pudiese lanzar puños fuera seguro que te daría un buen derechazo por su nuevo estilismo.Afortunadamente para ti tu perro parece no tener complejos.
Este es un mensaje para Mazinger:perdona a mi hermano, no sabía lo que hacía,dentro de unos días tus melenas apareceran de nuevo.De todos modos cuando veas a tu dueño con unas tijeras en las manos pide ayuda a los vecinos.Un beso a los dos.

Anónimo dijo...

Acabo de reir un rato con el corte de pelo de Mazin... (el abreviado, para que sean dos sílabas). Sí que está original.
Me llegó la revista donde están las fotos del famoso guionista ¡que reguapo es! y no menos sensato en las explicaciones que da de la serie.
Mucha suerte para la próxima temporada