martes, 30 de marzo de 2010

París


París bien vale una misa, París era una fiesta, fin de semana en París. París, el país de Amelie. Tres días en París.

No quise llevar la cámara a París, así que me dediqué a fotografiarlo con mi iphone.

Aunque la foto no refleja para nada nuestro estado de ánimo, porque fueron tres días estupendos, creo que esta es una de las mejores que hice. Me gusta por esas texturas que la hacen tan pictórica.

Hay ciudades que te invitan a pensar, otras a perderte, otras a disfrutar de su gastronomía, y París que seguramente invita a todo esto y más, también invita al arte. Da la sensación de que uno podría ser más artista en París que en cualquier sito. ¿En qué otra ciudad hubiera utilizado el iphone para atrapar la luz de esos barrotes?

2 comentarios:

Anthony dijo...

no nos vas a enseñar las otras??

Amber de Alma Divine dijo...

Preciosa foto! Es una de esas fotos que resumen el paso de la humanidad y el silencio de las palabras.

Por cierto, mis mejores fotos, quizás porque son espontáneas las hago con mi iPhone (algunas las he puesto en mi blog).

Otra cosita, viví cuatro años en París y estoy de acuerdo contigo en que París invita a muchas cosas...