miércoles, 21 de mayo de 2008

El olvido


Creo que cuando saqué esta foto salió publicada una crítica demoledora sobre la serie que escribo. Era tan exagerada que sólo me la pude tomar con un halago. Entre otras cosas el crítico decía que yo era el profeta de la decadencia de occidente y que además participaba en la destrucción (literal. Me la he aprendido de memoria y todo). Yo después de leerla miré a Mazinger y pensé: si el pobre supiera que su amo es el profeta de la decadencia... Y también pensé: si el crítico viera a Mazinger ¿seguiría pensando que soy nihilista, destructor y poco menos que un pervertido?
Ayer salió de nuevo otra noticia en la que alguna asociación de padres amenaza con boicotearnos si la nueva temporada de Física o Química sigue siendo tan bruta (ellos utilizaron otros adjetivos, pero que vienen a significar lo mismo) como la anterior. Su reacción es tan exagerada como la del crítico y yo para no darle demasiada importancia cojo las llaves, la correa, y saco al perro a la plaza. Él me hace olvidar tanta tontería, tanto stress, tanta mala baba injustificada. Un paseo con Mazinger por la plaza viédolo jugar con Duque, o con Luna, o con Gunter, y las críticas quedan en el lugar que se merecen, el olvido.

3 comentarios:

Vero dijo...

No entiendo por qué los críticos de tv odian la tv a priori. Tampoco entiendo cuando desde sus columnas terriblemente amorales se ponen moralistas, bonita paradoja. Haces bien en poner la crítica en su sitio: en el olvido. Espero que las buenas críticas también las olvidemos...¿no son el éxito y el fracaso dos impostores?. Un beso.

Ignacio dijo...

Encantado de conocerte, Mazinger. Tu amo dice que a veces se avergüenza de tu nombre, sobre todo cuando tiene que llamarte a gritos. Dile que más vergüenza pasa el dueño de Tintín cuando se ve en idéntica circunstancia. Espero que tú hagas más caso que él. Tintín tiene en común contigo la costumbre de dormir patas arriba, mostrando sus genitales sin pudor.

Bueno, Mazinger, puede que no lo sepas, pero has caído con un tipo estupendo. Creo que tu vida no va a ser una vida de perros.

Jaime dijo...

No hagas caso a esas críticas infundadas y sensacionalistas. Siempre has sido un artista y un profesional. El que no lo ve así, es porque al menos, no te conoce un mínimo.

Un besote y a por ellos!