martes, 27 de mayo de 2008

La terraza de mi casa


Mi casa tiene 6 balcones. Ahora también tiene un una terraza enorme, más bien un patio con arena, una fuente, unos cuantos borrachos, chavales jugando al fútbol y una decena larga de tipos como yo que sacan al perro y también considerarán la plaza del 2 de mayo como su patio de recreo. Mazinger ha logrado que mi casa se amplíe unas centenas de metros cuadrados. Ahora leo el periódico en la plaza a primera hora de la mañana, y al mediodía si hace sol también me bajo un libro y leo unas cuantas páginas mientras Mazinger se revuelca y pasa del blanco al gris. Y por la noche, antes de la cena, Mazinger juega con todos los perros y yo hablo con cada uno de sus dueños. Soy el nuevo de esta comunidad perruna y a veces me siento como un intruso, buscando la aprobación del resto de la manada. Hasta que llega un cachorro más joven que Mazinger y con él su dueño y entonces yo ya me siento un veterano y parte integrante con derecho de esta curiosa vecindad.

3 comentarios:

chavela dijo...

nene, me voy a tener que comprar un perro para ver si actualizo tanto como tú!!!! no hay quien te siga!!! qué envidia y qué gusto! pues sí, muchos cambios en mi vida. Te los cuento con calma este junio que voy a Madrid.
Te adoro
chave.
(iba a poner os adoro, pero a Mazinger aún no le conozco, y como los perros son así de suyos...y si luego no le gusto? por ser tía o algo? :)

Anónimo dijo...

A la comentarista 1ª: - Pero... pero ¿cómo no le vas a gustar...?
(perdona la intromisión en Mazinger y tú... es que... no he podido resistirme!!! :P jeje. Muy chulas las fotos! y sí, muy prolífico y no como otras -me incluyo- Un saludo! :) )

pikaia

chavela dijo...

Carlos! lo que yo te decía, linda hasta decir basta, no?
:)