domingo, 3 de octubre de 2010

Comedia romántica

Estoy empezando a barruntar una comedia romántica con un tipo con un pasado monstruoso, o mejor dicho, con un tipo que hizo algo horrible y puntual en su pasado. En el momento actual aún es joven y guapo, pero cuando estuvo en la universidad hizo algo horrible y ahora tiene que vivir con ello. Empieza a enamorarse de una chica y siente la necesidad de ser sincero. Pero sabe que eso le puede alejar de ella completamente.
Lo que hizo en el pasado tuvo consecuencias fatales para otro, provocó su suicidio aunque por supuesto no era algo que él hubiera deseado o pensado.
Esta idea que aún no es ni siquiera una idea, surge en mi cabeza después de leer antes de ayer una noticia en la que un chaval de 19 años de New Jersey se suicida tirándose de un puente porque sus compañeros de universidad lo han grabado con una web cam liándose con otro chico.
La noticia en sí, claro, me pareció terrible, sobre todo porque a día de hoy siga siendo tan traumático que a uno le pillen liándose con alguien del mismo sexo. Seguramente ese mismo chico, que aún estaba en el proceso de aceptar su sexualidad, de haber sido pillado dos o tres años después, hubiera podido vivir con ello, y no habría tenido la necesidad de saltar de un puente. Pero la fatalidad hizo que tal vez lo grabaran teniendo su primera experiencia homosexual y no fuera capaz de lidiar con algo así.
Contar una historia desde el punto de vista del chico suicida me daba un poco de pereza. Ya está más que contado, aunque supongo que nunca está de más denunciar este tipo de situaciones. Pero de repente me interesaba mucho más la vida de los que se han quedado, de lo que han provocado sin pretenderlo ese suicidio. Chavales que han cometido un acto cruel, violando la intimidad de alguien para reírse, para destrozarle su la reputación y eso les lleva a ser inductores de un crimen.
¿Cómo se vive a partir de ahí? ¿Cómo se perdona uno? ¿Es algo que es mejor dejar atrás, en un cajón, o es necesario sufrir una penitencia eterna? Supongo que varios de esos chavales aprenden rápido a dejarlo atrás, el ser humano tiene una capacidad innata para justificar lo injustificable, y para perdonarse o relativizar todo lo malo de lo que es capaz. Esa capacidad nos viene de serie, si no sería imposible aceptar mucho de lo que hacemos. Bien es verdad, que algunos esa capacidad la tienen más desarrollada que otros.
Pero a mí me interesa sobre todo el chico que será mi protagonista de la comedia romántica, alguien que no se puede perdonar, que se encalla en el pasado, y que boicotea todos sus intentos de ser feliz en pareja. Porque cree que no se lo merece. ¿Cómo tiene que ser la chica que le ayude a perdonarse? ¿Y qué puede hacer ella para que él consiga ser feliz? O mejor dicho, ¿hay algo que ella pueda hacer, o es necesario que él se perdone a sí mismo, acepte lo que hizo y a partir de ahí pueda existir una posibilidad de seguir adelante?
Todo se complica si la chica resulta ser la hermana del suicida, claro.

2 comentarios:

Anthony dijo...

que comedia mas chistosa, valgame

Xiky dijo...

Si yo fuera la hermana del que se suicido, no estaría con un chico así, pero si lo ama mucho, pues... primero debe perdonarse el mismo, a lo mejor el suicidio no fue solo por él, sino por un cúmulo de circunstancias. Se parece a un libro que me estoy leyendo ahora, solo que es el padre de la chica el que se suicida.
Esta claro, que si lo que nos sucede ahora, nos hubiera sucedido antes o después en el tiempo lo hubieramos afrontado de distinta manera.